TOP

 

PUNTOS ACUPUNTURALES Y ASANAS DE YOGA 

 

Una de las cuestiones que más me apasiona de integrar las medicinas orientales con el Yoga es la cuestión de los “centros o puntos energéticos”. Hoy en día mucha gente ha oído hablar de Chakras o centros energéticos mayores. Menos conocidos son los “marmas” procedentes de la Medicina Tradicional India (Ayurveda) cuya influencia en el Yoga tratamos en AyurYoga® o los puntos acupunturales de la Medicina Tradicional China tratados en TCM Yoga®. Desde la visión china, existen unos 365 puntos principales de los cuales en práctica clínica se utilizan sobre todo unas decenas. Qué puntos decidir en base al diagnóstico chino de una persona así como si se punturan en tonificación (cuando hay que elevar la energía) o  dispersión (cuando la energía es excesiva) es una de las piezas clave de un correcto tratamiento.

La filosofía que subyace a esta medicina oriental es taoísta con marcadas diferencias respecto a la filosofía hinduista y tántrica del Yoga. No obstante, si obviamos las diferencias culturales y nos quedamos con las semejanzas en la anatomía energética que cada cultura oriental realizó podemos extraer bellas conclusiones. Una de ellas es el trabajo en los puntos acupunturales que realiza TCM Yoga® mediante digitopuntura, presión con pelotas Yoga Miofascial® o Asanas Yin y Yang.

En la figura se muestra cómo trabajar en los puntos mediante Asanas mostrando como representativa del Yang a Paripurna Navasana y como representativa del Yin a Supta Virasana. Ambas posturas tienen una importante influencia en el Elemento Tierra y por lo tanto en sus meridianos de Estómago y Bazo. Como consecuencia influyen en los sistemas fisiológicos (digestivo, cardiovascular, muscular) así como en la esfera mental – emocional (preocupación, melancolía, manía, obsesión, etc.)  que rigen dicho Elemento Chino. Observar que en la Asana para Yang estamos concentrando la Sangre, la Energía y la Atención en el abdomen mientras que en la Asana Yin estamos estirando esta zona. De este modo, encontramos un paralelismo en el método de trabajo chino en el que la tonificación del punto se realiza con Asanas Yang mientras que la dispersión o liberación del punto la realizamos con Asanas Yin.

Se han seleccionado puntos vinculados a dicho elemento propios del meridiano de Estómago (E25, E33, E34, E36, E41), del meridiano de Bazo (B6, B10), puntos específicos para el s. digestivo (Ren6) así como puntos Mu que aportan energía a los Órganos (H13, Ren12). Como se puede observar, en Yang Yoga para Tierra buscamos tonificar, llevar calor y contraer la musculatura asociada a los meridianos de Estómago y Bazo. Son muy adecuadas las tonificaciones abdominales que activan tanto el abdomen como los cuádriceps. En Yin Yoga, buscamos estirar los meridianos y con ellos los puntos asociados. Las extensiones atrás tanto de cadera como de espalda como la mostrada en la figura son ideales para que los puntos asociados a Tierra se estiren y liberen la energía sobrante.

Además, como cada punto tiene unos efectos terapéuticos, podemos aplicar Asanas Yin o Yang con el enfoque de Yogaterapia Holística.

Escribe Dra. Helena Chacón

FORMACIÓN EN YIN YOGA

MODALIDAD SEMI-PRESENCIAL Y A DISTANCIA

www.holisticyogatherapy.org

www.tcmyoga.org