TOP

YOGA AYURVÉDICO

YOGA AYURVÉDICO. ADAPTA TU PRÁCTICA DE YOGA A TU CONSTITUCIÓN.
Cada individo somos seres únicos y especiales y por ello, nuestra práctica de Yoga debería estar muy adaptada a nuestra anatomía, personalidad, patología, edad, etc. Pero, ¿es posible marcar unas pautas?
Según el Ayurveda (medicina tradicional de la India) todo el Universo está compuesto de 5 elementos (Tierra, Agua, Fuego, Aire y Éter) que a la vez se reagrupan para dar lugar a los famosos "doshas ayurvédicos": Vata (Aire y Éter), Pitta (Agua y Fuego) y Kapha (Agua y Tierra). Cada persona, por la herencia, el momento de la concepción y la astrología, nace con una predominancia a tener uno, dos o los tres doshas en exceso. A esta tendencia se le conoce como Prakrutti. Conociendo tu Prakrutti ayurvédico puedes adaptar tu estilo de vida, alimentación, deportes, tipos de masajes, etc. y por supuesto, el modo en el que practicas Yoga así como asanas específicas para devolverte a un estado de equilibrio.
De este modo, la unión del YOGA con el AYURVEDA establece unas bases en las que cada individuo puede establecer una práctica segura y eficaz acorde a su tendencia natural a tener excesos en ciertos elementos.
VATA (aire - éter), por ejemplo, tendrá tendencia a dispersarse, sentirse nervioso y poco centrado. Disfrutará de una práctica lenta y enfocada.
PITTA (fuego - agua) tendrá tendencia a la competitividad, la ambición y la frustración durante la práctica por lo que le sentará genial una práctica fomentada en la compasión y la paciencia que ayude a enfriar el organismo.
KAPHA (tierra - agua) tendrá tendencia a la pereza, a la inercia y a quedarse parado. Se verá más vital si realiza una práctica dinámica y activa que genere calor interno.

¿A qué es interesante? Visita nuestra web especializada: www.ayuryoga.es